EN LA PLATA NO, EN SAN MIGUEL SÍ

Nuestro querido San Miguel fue tapa de diarios. El lunes próximo pasado el intendente, Joaquín De la Torre (en uso de licencia) asumió como ministro de la producción de M.E. Vidal. Dando así fin formal a su relación política con Sergio Massa y el Frente Renovador que facilitó su llegada a la intendencia de nuestro distrito, apenas días atrás. Aún resonando los ecos de su proclamada y airosa lealtad a Sergio Massa, asume la cartera de la producción de las amarillas huestes de Mauricio Macri. Prometió Joaquín a la gobernadora, el día de su proclamado “salto amarillo”, “clavar” en la sala un aluvión de intendentes justicialistas y dirigentes de renombrada “espalda política”… ¡NO pasó! ¡NO sucedió! ¡NO aconteció! Los “muchachos” NO fueron… Sólo 2 intendentes asistieron. Silencio y ausencias múltiples auguraron un vacío de contenido popular a la flamante gestión de Joaquín como pretendido interlocutor de cotillón de los “cumpas”. 

Donde SÍ se hicieron presentes los intendentes del PERONISMO fue en SAN MIGUEL el pasado martes en la noche. En un número de 15 intendentes en actividad entre los que destacamos a Gustavo Menéndez de Merlo y Verónica Magario de la Matanza, y un singular número de reconocidos dirigentes. El anfitrión del encuentro fue Franco La Porta. Los temas fueron de índole doctrinaria y práctica en el sentido de hermanar, esfuerzo para la construcción de un PERONISMO TRIUNFANTE, como lo merece el pueblo argentino en las próximas elecciones legislativas. No podemos soslayar que la cumbre justicialista ofició como un gran reconocimiento y espaldarazo a La Porta, quien está decididamente abocado a la UNIDAD del peronismo San miguelino. 
Las comparaciones, que continúan siendo tan odiosas como necesarias, marcarían la preferencia peronista de un: FRANCO 15, Joaquín 2. El poder REAL existe y es contundente. Aplasta y trasciende al “poder” formal. Una jura de ministro deshabitada y hueca, dio más relevancia a la reunión de SAN MIGUEL, casi como una respuesta de rebeldía del justicialismo fiel a su esencia militante. 
Los compañeros intendentes vinieron a visitar a uno de los nuestros, que no posee cargo público en la actualidad, pero que es reconocido como PERONISTA. Allí, en La Plata, quedo “la rosca” un tanto vulgar, con el esmeril inútil regado en el suelo ministerial.
La gloria se encuentra en el campo de batalla, lejos de los mullidos burgueses sillones de los gerentes de las multinacionales. 
El SÍ de San Miguel renueva las esperanzas de cientos de militantes. El PERONISMO volverá a ser gobierno. Es el dictamen del ARGENTINO corazón del pueblo de la patria. 
La CUMBRE de SAN MIGUEL marca un comienzo de acciones contundentes que conducirán a la solidez de un justicialismo triunfante. 
Toda reunión de compañeros debe alegrarnos. TODOS tenemos que aportar esfuerzos para el triunfo que construiremos con militancia y humildad, de la mano de un espíritu de servicio insoslayable. 
TODOS, compañeros, TODOS son valiosos y necesarios. 
Más señales claras se avecinan, más hechos concretos se gestarán en SAN MIGUEL como una nueva cuna de un auténtico PERONISMO de servicio al semejante. Tal cual lo pregona nuestro Santo Padre FRANCISCO. En el Papa encontramos un faro iluminador de nuestras futuras acciones. 
¡San Miguel volverá a ser PERONISTA!

       Máximo Luppino

CASTIGO CAPITALISTA

La pobreza es la cárcel capitalista en la que encierran a los pueblos dolientes del mundo. Los barrotes son salarios insuficientes y desocupación creciente. En Argentina, sumamos tarifas imposibles de abonar. 


Ya en los umbrales de los nueve meses de gobierno, el Pro-Cambiemos mostró total indiferencia por los humildes. Todas las medidas gubernamentales fueron contrarias a las necesidades populares. Sí, en cambio, favorecieron ampliamente a los sectores sumamente poderosos de la Nación y a las multinacionales que oprimen pueblos por todo el planeta.
Además, se aprecia cada vez más una invasión de productos extranjeros que dejan sin trabajo a los empleados de nuestro suelo. 
El colmo de Macri es importar Dulce de Leche de Chile. Parecen querer oprimir y aplastar al pequeño y mediano productor. En vez de brindarles herramientas de crecimiento y posibilidades de desarrollo, importan productos que ellos fabrican. Le tiran una TARIFA exorbitante de gas y electricidad por el lomo que los obliga a elevar el precio de sus productos, dejándolos sin posibilidad de competencia internacional ¿Les tendrán bronca a los emprendedores argentinos? ¿Habrán juramentado lealtad a otra bandera sin nosotros saberlo? ¿Sirven a intereses foráneos para sumergir a nuestra gente en la hambruna más formidable que se sospeche?
¿Quieren “castigar” al PERONISMO golpeando a la clase media y a los obreros? ¿Cuándo se detendrá este “plan” de socavar derechos de la gente común?
Dicen: “¿Quién no puede pagar $500 de luz eléctrica?” Más $600 de incremento de pasajes, sumando una inflación superior al 47% en alimentos reconocida por ellos mismos. Una maestra ingresa a trabajar con tres años de antigüedad con un sueldo de bolsillo de $ 8.820; está todo dicho…
La educación es el camino de la libertad, el arma más poderosa es la conciencia despierta y atenta. Sin una gota de violencia, tal como el JUSTICIALISMO pregona enfrentemos con cultura y resolución este sistema sofocante para los habitantes de la patria. 
El PERONISMO hermana a la gente, no auspicia la “lucha de clases”. Sí pretende resueltamente que los pobres dejen de ser pobres y se conviertan en una pujante clase media en ascenso. Los hijos de los trabajadores deben gozar de los mismos derechos que los descendientes de empresarios. Esto es JUSTICIA SOCIAL. 
Todos los días aportemos nuestro pacifico granito de arena para sembrar conciencia en torno de los derechos que nuestra sociedad debe mantener y acrecentar. El primero es el de tener TRABAJO con un sueldo digno, el segundo es el de educar a los hijos con la tranquilidad del pan asegurado en la mesa obrera. 
Educación, conciencia y discernimiento. El PERONISMO es poder adquisitivo para TODOS. Libertad concreta de mirar al semejante de igual a igual. 
La educación derriba la cárcel capitalista sin violencia alguna. 

            Máximo Luppino

¿JOAQUÍN, EL MARCUS BRUTUS CONTEMPORÁNEO?

El universo político desde siempre contuvo en sí mismo los más grandes hechos heroicos, fruto del AMOR hacia una causa, consecuencia de la sublime fidelidad a sus compañeros de caminos, a sus camaradas de armas, a los semejantes que militaron una causa común en favor del pueblo. 


Claro es que también dentro del seno político se consumaron por ambiciones personales las más grandes traiciones y blasfemias humanas para con quienes se les ha jurado “eterna lealtad”. 
El sábado próximo pasado Mauricio Macri y María Eugenia Vidal caminaron San Miguel, lo hicieron de la mano de Joaquín de la Torre y de funcionarios municipales. Del Joaquín que llegó a la intendencia municipal bajo el manto político del Frente Renovador de Sergio Massa. 
La visita presidencial aparentaba estar teñida de un aroma a “entrega”, a “transacción inmobiliaria-comercial turbia”. Toda vez que de la Torre se hace cargo de su flamante ministerio el lunes 22 de agosto. Demasiada grotesca “casualidad” parece toda la puesta en escena, donde San Miguel es “regalada” políticamente a las amarillas huestes, luego de ser electoralmente conquistada por el voto popular de Sergio Massa. 
Claro, un auspiciado y motorizado “corte de Boletas” electorales de Cambiemos ayudó a triunfar a Joaquín en vísperas de las últimas elecciones. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Desde cuándo de la Torre poseía contactos con el PRO? ¿Su desembarco en provincia a cambio de “colaboración electoral” desde cuándo se digitó? Para muchos respetables observadores políticos hacía ya mucho tiempo que el PLAN ENTREGA de Sergio Massa estaba en marcha. 
Muchos compañeros y vecinos están atrapados en la perversa lógica del VALE TODO. Con tal de trepar, un municipio que a horas de consagrarse victorioso bajo un signo electoral ideológico “salta” hacia un cargo ministerial dando la espalda a gran parte de su historia, de sus afectos y de sus humanos compromisos de LEALTAD. 
¿Joaquín de la Torre adultera el “contrato electoral” con sus votantes, con aquellos que lo vieron junto a Sergio Massa y lo eligieron por sentir que el camino correcto era el prometido por el Frente Renovador? Ahora ven cómo sus elegidos “abandonan” sus principios y, ministerio de por medio, “besan el anillo” del poder de Mauricio. 
 Un hombre sin lealtad corre peligro de convertirse en un amontonamiento de carne y  huesos que transita oscuros pasillos de personales intereses.  
Recordamos que Marcus Brutus fue un hijo dilecto del gran Julio César quien lo educó y lo tuvo bajo su tutela. Luego, Brutus participa de la conspiración que asesina al CÉSAR por el año 44 A.C. La traición ya estaba latente en la política. 
En ocasiones, los seres humanos pagamos un precio demasiado alto por conquistar espacios públicos, fama o poder. 
Cuánta razón tiene nuestro Santo Padre FRANCISCO: “¡El verdadero PODER es el SEVICIO!”…
Mientras Cambiemos está sufriendo su propia encerrona fruto del tarifazo cruel que agobia a las familias argentinas y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó detener, San miguel padece de parte de sus más altos funcionarios una CRISIS DE LEGITIMIDAD. 
Demasiadas “picardías” juntas se convierten en una gran zoncera. 
Conocí muchos funcionarios buenos con sana intención en San Miguel, DIOS quiera no se dejen corromper por el PODER efímero de una oficina nueva y un mullido sillón de jerarcas que parecen querer hambrear al pueblo trabajador.  
Que en nuestra querida patria “¡los únicos privilegiados sean los niños!” y no los ambiciosos funcionarios. 
DIOS nos ilumine para retomar el ORDEN NATURAL del sano servicio a nuestros semejantes. 
       
               Máximo Luppino

DIFUSA IDENTIDAD

Los seres humanos poseemos grupos de referencias, es decir, un núcleo ideológico y afectivo con el cual nos identificamos, con el que sentimos un grado de pertenencia y su tabla de valores influye en nuestras vidas. Muchas de nuestras decisiones personales y públicas se nutren en la conciencia grupal de estas personas que consideramos parámetros de lo bueno y positivo sobre la conducta que debemos reflejar.  


En ocasiones las decisiones que a algunas personas las llenan de orgullo y satisfacción, a otras las llenarían de vergüenza y horror. Es la poderosa MENTE con el juez de nuestra propia conciencia la que lanza su rotundo y secreto veredicto sobre nuestra propia vida. 
Dicho esto, deseamos puntualizar en el hecho de que el Intendente Joaquín de la Torre, con uso de licencia, asume como ministro de la provincia de la gobernadora María Eugenia Vidal.  Joaquín, que hace muy poco era elegido como alcalde de San Miguel en representación de la fuerza política que lidera Sergio Massa del Frente Renovador, de quien manifestó sentirse “amigo”, ahora arrastra la intendencia con todos sus funcionarios a “pertenecer” al Pro-Cambiemos. Jura como intendente del Frente Renovador, y en días jura como ministro de Cambiemos ¿Qué pensará Joaquín sobre el valor del juramento?... ¿Serán cosas de poder, que el común de la gente desconocemos? Joaquín de la Torre “perteneció” al FPV, al FR y ahora es hombre del Pro-Cambiemos ¿Cuál es la verdadera identidad política de Joaquín si es que la tiene? ¿Quizás pertenece al pujante Grupo Camaleón, ese que, en cada elección, cambia de color?  
De ninguna manera establecemos un juicio de valor sobre las decisiones del flamante ministro, simplemente reflexionamos para intentar comprender el sentido de pertenencia política y afectiva de Joaquín. 
“El hombre es artífice de su propio destino” dijo el General más amado por el pueblo argentino. Actuamos construyendo nuestro camino hacia lo que entendemos es lo más adecuado para el Bien Común, por ende, para uno mismo. 
Deseamos recordar lo importante que es ostentar una clara identidad política que nos indique cuál es nuestro genuino sentido de pertenencia ¡Es demasiado complicado estar en los “dos lados del mostrador” a la vez!
Realizando un ejercicio de introspección, por un lado, felicitamos a Joaquín de la Torre por su pujante carrera política. A la vez, sentimos aquí, en un dulce rincón de nuestro querido Trujui, en la ciudad de Santa María que es digno vivir, pelear, envejecer bajo el color de una “misma camiseta”. Pero estos sentimientos son sólo para entendidos en el arte popular de la pertenencia a una sola causa, la causa PERONISTA bien entendida, que nos permite gozar de amigos de otras diversas creencias. 
La próxima vez que a vos, compañero, te toque cantar la inmortal marchita, cantála con más fervor que nunca. Estás hecho de una sola pieza de noble madera. Hay que saber en la dificultad permanecer FIRMES junto al cañón. 
Queridos compañeros, muchos no poseen cargos públicos, pero sí tienen clara identidad de pertenencia. 
¡DIOS sabrá al fin de nuestros días qué es más importante!
Nuestras acciones alimentan nuestro potencial mental. La amistad es un distintivo espiritual REAL. La identidad definida nos permite abrazar el universalismo desde un lugar claro, desde un estado de identidad liberador. 
El hombre debe SER digno de su propia mirada en la soledad de la fría y dura noche del juicio de nuestra implacable conciencia. 
¡DIOS, con su infinito AMOR, nos guarde lo mejor para TODOS!

                            Máximo Luppino

¿MACRI, EL MESIAS DEL HAMBRE?

El tiempo continúa su marcha milenaria barriendo toda escoria relativa, dejando sólo en pie la magnífica VERDAD con sus ropajes celestiales de REALIDAD.  El tiempo desenmascara toda farsa, erosiona todo disfraz. El tiempo desnuda toda superflua impostura, nos deja cara a cara con lo perdurable.


Transcurrieron más de ocho meses de “Cambiemos” y en verdad la situación socio-económica de la República empeoró drásticamente.  En el afán de rendir pleitesía extrema al capitalismo voraz, el PRO sumergió a los trabajadores en un estado de crisis terminal.  
El creciente desempleo, la inflación que, a pesar de la recesión, trepó a un desbocado 47% anual, sumado al “culebrón cruel” de los impagables tarifazos dejaron sin aliento a la clase media y demás sectores más modestos aún. Sólo un ignorante de la realidad salarial puede afirmar que aumentos del 400 y 500% es “gradualismo” en los incrementos de los servicios. 
Todo aumento en las cargas públicas o en las tarifas de LUZ, GAS y AGUA debe guardar una proporcionalidad con las remuneraciones medias de la gran masa de empleados y obreros, de lo contrario sucede lo que acontece en el país que es que la gente NO tiene cómo pagar. 
Para colmo de males, las góndolas de los mercados están colmadas de: naranjas españolas, frutillas chilenas, cervezas alemanas, ropa coreana y más. Esto implica una desprotección violenta de los productores nacionales y de la misma industria argentina. Las PYMES, verdadero motor de nuestra economía, están siendo conducidas a un pronunciado abismo de improductividad. 
Atrás quedaron las glamorosas promesas de: “hambre 0, lluvia de dólares, cataratas de inversiones, etc.” Así como los charcos no hacen olas, el Pro-Cambiemos no ayuda a los pobres, sólo estimula a los ricos a ser más ricos.
Muy pronto Mauricio Macri llegará al 25% de su mandato presidencial, y el hambre aumenta en el país ¡El dogma de los que dicen ser “no políticos” suele ser el materialismo utilitarista sin corazón! 
Reafirmamos nuestro compromiso democrático y tendremos siempre presente el orden constitucional, junto al cuidado y fomento de la PAZ social. Pero también debemos ejercer la libertad de opinar y mostrar lo que apreciamos desde nuestro humilde “saber y entender”, esto es: “¡Cada vez hay más hambre en nuestra amada patria argentina!”
Con todo respeto pedimos, suplicamos: ¡Reconsideren sus medidas, presten atención a los pobres! Creen fuentes de trabajo, abracen el Bien Común de los ARGENTINOS, se los pedimos con sincera vocación de dialogo y PAZ.

         Máximo Luppino

LÁGRIMAS EN SAN CAYETANO

Desde tiempos inmemoriales, el hombre recurre a la divinidad en pedido de aquello que mucho necesita, que considera angustiante, lo que aqueja su ALMA.  Salud para sus seres queridos, luz de discernimiento para elegir lo adecuado y el PAN, fruto del trabajo fecundo. El PAN que dignifica los hogares, el PAN que los poderosos parecen negar en el repugnante afán de hacerse más ricos.

¡DIOS los perdone!
La histórica procesión del 7 de agosto al venerado santuario del SANTO DEL TRABAJO fue especialmente singular. La multitud se agolpó en contundente súplica, en clamor de masas, en petición humilde y rebelde a la vez: ¡Queremos TRABAJO! …
Las calles de Buenos Aires se vieron pobladas de rostros cargados de FE, de miradas que buscan una salida, una solución. Que desean la modesta y sublime tranquilidad de poder TRABAJAR. Sentimientos encontrados inundan nuestros corazones. Por un lado, nos llena de alegría ver tan importante multitud invocar por la divina acción celestial. En otro aspecto, es demasiado triste apreciar que el pueblo pide labor en un país donde está TODO POR HACERSE, y en que los gobernantes parecen “mirar para otro lado”. 
Las expectativas populares están puestas en la amorosa divinidad de San Cayetano, más que en la eficiencia de los funcionarios gubernamentales que están ocupados beneficiando el desarrollo económico de las multinacionales que no detienen su profana avaricia financiera. 
Lágrimas de dolor rodaron por el frio adoquinado de Bueno Aires, lágrimas de impotencia por la incertidumbre del mañana, por el trabajo que no llega o el empleo que peligra. Las oraciones devotas golpean las puertas del cielo, las súplicas conmueven el duro mármol de los altares donde las imágenes de los santos parecen estremecerse ante la fuerza devocional de los humildes. 
¿De dónde proviene tanta indiferencia para con los necesitados? ¿Qué dios oscuro y metálico veneran los ricos y poderosos? ¿Cómo encuentran el sueño reparador luego de dejar tantos hermanos en condición de calle?
Ser creyente implica visualizar la solución de los problemas, sin que aflore violencia alguna. Las energías de las oraciones enviadas a DIOS son mucho más poderosas que un millón de fusiles. 
En el corazón de la multitud peregrina subyacen los sueños de igualdad y justicia que tantas veces manifiesta nuestro Santo Padre FRANCISCO, quien se solidariza con la doliente humanidad que clama por sus derechos inalienables.  
Recordemos siempre que el menesteroso y sufriente es nuestro hermano, que el mendigo y enfermo son aspectos de nuestro propio SER a los cuales debemos socorrer; es la misión de los hombres y mujeres de FE, que ven a DIOS en los ojos de sus semejantes. 
Inmenso orgullo sentimos por nuestro pueblo que camina en busca de la LUZ, que cree en el TATA DIOS y en el BIEN FINAL. Mientras, la lucha pacífica continua por esos derechos inmaculados de querer lo mejor para cada familia que habita nuestro sagrado suelo ARGENTINO. 
¡Qué DIOS escuche nuestras oraciones! 
        
                   Máximo Luppino

¿CHASMAN O CHIROLITA?

Los cargos políticos encierran en ocasiones un dilatado bagaje de misterios y múltiples factores que son su real fundamento de SER y EXISTIR. 


Cada funcionario posee una dosis de poder real y una cuota de “poder prestado”, ya sea por sus mentores, por ayudas recibidas o simples preferencias humanas o doctrinarias. En el peor de los casos podría llegar a ser un vulgar interés lucrativo. ¡Nadie llega solo a la función pública!
Deseamos significar que el pedido de licencia del intendente Joaquín De La Torre desata una cantidad de interrogantes que es adecuado formularlos, toda vez que el destino de nuestro querido San Miguel está en juego. 
Sabemos que De La Torre acudió en generosa y desinteresada ayuda de la gobernadora María E. Vidal, brindando su sapiencia y gran erudición política para que la provincia acaricie la gloria prometida en electoral campaña. Pero en nuestro distrito deja un “vacío difícil de llenar”. La gente que votó a Joaquín desconocía las proyecciones que alejarían al flamante intendente de su querido terruño.  ¿Orfandad en San Miguel?  
Es público y notorio que De La Torre llega a la intendencia bajo el rótulo político del Frente Renovador de Sergio Massa. Ahora Joaquín elevó en su “nueva” posición política la bandera amarilla de Cambiemos. ¿El intendente interino Jaime Méndez continua fiel a la lista que lo ungió primer concejal, o también se zambulló raudamente al universo macrista?
¿Podemos presumir que todos los funcionarios del distrito cambiaron de color político, abandonando a Sergio Massa que tanto luchó por destacarlos? ¿Ahora son TODOS Pro-Cambiemos?
¿El intendente interino Jaime Méndez podrá decidir con la libertad de su buen entender lo mejor para el distrito sin consultar a Joaquín? 
Para decirlo claramente ¿Méndez será un Chasman con libreto propio o será Chirolita, aquel cálido muñeco de madera con prestada voz?   
Claro está que son sólo interrogantes que pretenden aportar claridad conceptual, alejados de toda malicia, ya que NO queremos ni pensar que alguien imagine que Joaquín De La Torre manejaría San Miguel a “control Remoto” desde su flamante ministerio.  Esto sería faltarle el respeto a la integridad intelectual de Jaime Méndez a quien consideramos un hombre de bien. Pero la práctica del poder es compleja y detrás de felicitaciones y juramentos de lealtades eternas suelen estar escondidas entre las blancas togas las dagas de la traición, similares a las que quitaron la vida física del noble emperador Julio Cesar. 
Las ambiciones de los EGOS son monstruosas, sólo el AMOR desinteresado y la vocación de servicio pueden enjaular al depredador de bondad que a veces, irracionalmente, aflora.
Tenemos la misión de desear el BIEN, Dios quiera que De la Torre pueda aportar LUZ en su función, al igual que a Jaime Méndez en este desafío. 
Pero San Miguel merece lo mejor de TODOS, y creemos adecuado que Joaquín permanezca firme en la función para la cual el pueblo del distrito lo eligió, o sea ser INTENDENTE.   
Debemos cultivar las cualidades propias del ALMA despierta y solidaria, nuestra ayuda incondicional para con los que menos tienen, el compromiso de poseer pensamientos fraternales. 
En fin, honrar nuestros días con ideales dignos de servicio al prójimo. Esa vocación patriótica de la que parecería carecer el Pro-Cambiemos cuando expulsa a nuestros próceres del papel moneda o legisla para los poderosos, flagelando a los humildes con tarifazos imposibles de pagar. 
¡Que DIOS ilumine el corazón de los que nos gobiernan!

             Máximo Luppino

¡AZUL Y BLANCO, SIEMPRE!

Los colores hablan y manifiestan particular energía. Son pensamientos vivos en acción, en una puja de matices casi infinitos. Definen actitudes y posiciones, establecen en qué “lugar” de la historia estamos parados. 

Tarifazos extremos y brutales, confiscatorios de los magros salarios de la clase media y de los trabajadores en general, acorralan y angustian a gran parte de la población. Ya que el gobierno parece no comprender que muchísima gente NO alcanza a pagar esos descontrolados e irracionales montos de dinero. 
Billetes nuevos sin próceres, mineras “liberadas” de todo gravamen impositivo exportador, saquean los metales de la Madre Tierra, a la vez que degradan drásticamente el medio ambiente. 
Autos importados con menos impuestos, al igual que el champagne, tan necesario para que los adinerados puedan brindar. Mientras, la leche es difícil de adquirir por los humildes en medio de una industria lechera en crisis terminal. Todo esto está “pintado” de amarillo, el color que el Pro-Cambiemos tomó como insignia de su accionar política.  
Las autoridades de San Miguel llegaron al gobierno comunal bajo el aura del Frente Renovador de Sergio Massa. Hoy, a 7 meses, el municipio se vistió de un amarillo furioso. Nuestro flamante intendente, Joaquín De La Torre, recientemente electo en su tercer mandato consecutivo, acude a socorrer con su superior inteligencia al gobierno provincial desde un ministerio, dejando en el distrito una situación incierta en cuanto al legítimo poder político. 
El amarillo está en auge ministerial y económico, el Azul y Blanco está en el corazón de la gente doliente con su poesía de barrio rebelde que busca una nueva esperanza para vivir con dignidad. 
El justicialismo está en proceso de reagrupar sus energías y propósitos siempre en favor de los necesitados que parecen haber olvidado los amarillos funcionarios. 
En San Miguel, el dirigente Franco La Porta realizó con humildad y espíritu de servicio un llamado a la tan necesaria UNIDAD del movimiento de Perón y Eva. Sabemos que el Peronismo, una vez más, elevará sus banderas de justicia e igualdad para llevar bienestar al pueblo en general. 
“El hombre es artífice de su propio destino” nos señaló Juan Domingo Perón, el líder que sigue desafiando al tiempo con su siempre vigente sabiduría popular. 
Hoy reafirmamos que nos sentimos más Azul y Blanco que nunca. Preferimos estar del lado de nuestros abuelos y padres, de nuestros vecinos y compañeros. Deseamos seguir los designios del corazón peronista que tenemos. 
Hacemos votos para que la convocatoria de La Porta sea exitosa, sabiendo que San Miguel posee cientos de dirigentes genuinos y militantes apasionados que tienen mucho que aportar y de los cuales también tenemos mucho que aprender. Fueron, son y serán luchadores de mil batallas en favor del pueblo. 
Nuestros colores insignias son las del pabellón nacional, ese que siempre peleó contra los que desearon esclavizar la patria. Esas potencias que sojuzgaron a los pueblos del mundo. Esas potencias que San Martín, Rosas y Perón enfrentaron. 
Hoy el justicialismo trabaja para volver a servir a los humildes desde el AMOR y la humildad de nuestra sagrada misión de ser útiles a nuestros hermanos. 

                    Máximo Luppino

ENTRE EL LOMO Y EL BOFE

Luis Miguel Etchevehere presidente de la Sociedad Rural afirmó: “Pasando la General Paz la gente no come lomo”. Humildemente agregaríamos que como  consecuencia de esta política económica del Pro-Cambiemos, a la gente trabajadora ya se le está haciendo difícil comer. 

Gonzales Fraga nos anotició que los empleados, con sus sueldos, NO pueden viajar al exterior, además de NO comprar plasmas, ni teléfonos celulares. Etchevehere ahora mutila la posibilidad de consumir cortes de carnes “especiales”. Cosa ya de por sí más que escabrosa, fruto de la inflación, tarifazos y magros salarios que impuso Mauricio Macri.
Pero NO se conforman con que los humildes no puedan adquirir elementos tales como computadoras, automóviles o televisores, sino que desean “colonizarnos” para que ni nos atrevamos a desearlos, ni soñarlos. Son bienes propios para una elite de bien agraciados, de la clase dominante, mentora de “Cambiemos”.  Una persona se convierte en “esclava” cuando sus ideales son sepultados en las oscuras cuevas de la falta de espíritu combativo, cuando se le quiere hacer creer “que no merece esto o aquello”. Pero en el corazón del pueblo argentino reina la doctrina del General que nos mostró que: “Lo mejor que tenemos es el pueblo” Que la GENTE TODO LO MERECE.
Pretenden aplastar la gloriosa impronta PERONISTA que le brindaba los medios a los desposeídos para lograr elevarse sobre su condición y estudiar, prepararse y adquirir a través de un digno salario, TODO aquello que bien se le venga en ganas tener. La libertad se ejerce trascendiendo el mosaico socio-económico en el cual nos toca vivir. El Justicialismo es una CULTURA nacional y profundamente humanista que trabaja para la igualdad y progreso de la población toda. ¡Nada menos elitista y conservador que la Doctrina del General!
Entre el lomo y el bofe es una figura muy triste y dura, parecen sugerirnos: “para los ricos lomo, para los pobres bofe”. Carnes blandas y sabrosas para los gringos, achuras y cortes llenos de huesos y grasa para los laburantes. 
La esperanza está intacta en su naturaleza íntima, pero se está mudando de casa. Deja al PRO y vuelve cansada a “la casita de los viejos”. 
La educación es la herramienta fundamental para todo objetivo exitoso, la educación como elemento que nos ayuda a expandir nuestra conciencia y a comprender hacia dónde nos quieren llevar. 
El Pro-Cambiemos atrasa por lo menos 100 años en cuanto a los conceptos sociales. Están mas cerca de la aborrecible esclavitud entre los hombres, que de los cristalinos conceptos de la libertad sublime de los pueblos oprimidos. 
Rechacemos toda suerte de resignación sobre un futuro esclavizante al cual algunos pretenden conducirnos. La gente no solo merece progresar, sino que debemos entre todos facilitar ese progreso, desde lo material a lo espiritual pasando por lo intelectual. Hay derechos adquiridos, hay doctrina y ganas de luchar desde la conciencia despierta. Ejerzamos nuestra obligación divina de compartir y de estar al servicio de la noble causa de justicia e igualdad.
Recordemos con afecto a nuestro Papa Francisco cuando nos expresa: “¡El verdadero poder es el servicio!”

   Máximo Luppino

JESÚS CARIGLINO, HISTORIA CON FUTURO

Es por todos reconocido que el municipio de Malvinas Argentinas creció bajo la pujante luminosa tutela de su primer intendente, Jesús Cariglino. Fueron días fundacionales, muy poco había hecho en el hermano distrito, la vocación pionera de Cariglino edificó eficiencia y operatividad por doquier. Así, Malvinas Argentinas se convirtió en un municipio modelo, del cual otras comunas tomaron ejemplo como un parámetro exitoso a seguir.

Es común que las personas valoremos lo que “ya no tenemos, lo que perdimos”. Las recientes mediciones estadísticas brindan números por demás alentadores para Jesús. El 74% de los habitantes del distrito esbozan una contundente imagen positiva sobre Cariglino, mientas que el 65% está dispuesto a votarlo el próximo periodo como Intendente de Malvinas. 
Pero Jesús no estuvo ni está solo en esta empresa humanitaria de ser útil a sus semejantes. Hay una familia bien constituida que comparte ideales y principios de vida. Valores de argentinidad fusionada con la determinación y constancia heredada de la itálica cultura del trabajo. 
Roque Cariglino, un pilar insoslayable de todo lo bueno construido en el distrito en cuestión. Además, hijos y sobrinos junto a colaboradores de toda una vida conforman un equipo pronto a continuar batallando por el bienestar de sus semejantes.  Daremos el ejemplo de Maximiliano Cariglino, quien se encuentra al frente de la ANSES de la sede de Grand Bourg. La constitución de una familia unida en el trabajo fecundo, es sin duda una de las bendiciones más importantes que DIOS pueda regalarnos. 
Cariglino, un apellido con pasado y futuro dentro y fuera de Malvinas Argentinas. Subterráneos y contundentes movimientos sociales auguran un futuro prometedor para una familia que sabe de esfuerzos. 
Vivimos momentos difíciles, donde la gente vuelve a revalorizar las gestiones transparentes y eficaces ¡En este terreno de eficiencia y espíritu de servicio, los Cariglino tienen mucho para aportar!

     Máximo Luppino

BICENTENARIO, DESFILE, CANSANCIO, TARIFAS

Nuestro Bicentenario llegó con su dorado manto de puro patriotismo popular. La gente salió a conmemorar el cumpleaños de la patria con la efusividad propia de la argentinidad que llevamos a flor de piel. Nos gusta juntarnos, festejar, participar; nuestro optimismo es a prueba de balas, mejor dicho, a prueba de tarifazos e inflación.  

A pesar de la incertidumbre reinante, el pueblo argentino estuvo a la altura de las circunstancias y le dio las GRACIAS a la patria y a sus próceres, esos, recientemente expulsados al frio ostracismo de sus figuras en el papel moneda.  
Un twitter del presidente de la Nación daba aviso que por “cansancio” no acudiría al tan mentado desfile militar y de excombatientes de la noble causa nacional de Malvinas.  Una catarata de críticas afloró en las redes sociales, entonces, Macri se presentó al final de la jornada por menos de una hora reloj. Es que ser presidente es una tarea “insalubre” para quien proviene de las altas esferas glamorosas de los cócteles de los “muchachos” de sangre azul. 
Vimos con alegría las banderas agitar, muchas banderas traídas por la gente, símbolo patrio que el gobierno pareció mezquinar en tan importante evento histórico. 
El tarifazo de Mauricio se presenta como un tortuoso laberinto socio-político creado por el gobierno donde “Cambiemos” parece estar extraviado y sin brújula.   Los topes de 400 y 500% en los servicios no fue una solución, ya que en términos prácticos no se aplicó. Además, esos “límites” de aumento son impagables. El gobierno se obstina en explicar las “razones” del bárbaro incremento, sin comprender que la gente quisiera poder pagar, no abona las facturas por NO contar con el suficiente dinero para hacerlo, doble mortificación para los usuarios.
El Bicentenario nos sorprendió con un presidente muy “cansado” en apenas siete meses de gobierno, ¡esperemos que no se continúe cansando a la gente!
Un Bicentenario en que, a pesar de todo, los ideales patrióticos se dibujaban en el alegre rostro de la gente y en las lágrimas de valentía de nuestros excombatientes. Los funcionarios continúan manteniendo en el exterior sus abultadas fortunas. Unos entregaron su vida por argentina, otros, siendo ministros, no repatrian sus burdos tesoros materiales. 
200 años de historia, apenas un amanecer para una Nación Argentina que está signada a marcar un camino de servicio a la humanidad en el marco de la fraternidad universal. Esa vocación de solidaridad humanista de Argentina para con el mundo ya se aprecia en la figura del Santo Padre FRANCISCO, quien sobre la base de hechos de honestidad y humildad lidera la gran masa popular mundial como un referente de la paz planetaria. 
Argentina, en apenas 200 años generó desde las entrañas de su cultura al Gran FRANCISCO. Esto es una promesa del destino que nos dice: ¡ARGENTINOS, hay mucho más por delante!  A pesar del tarifazo de “Cambiemos”
   
    Máximo Luppino

EL TÚNEL DE “CAMBIEMOS”

El túnel del Pro-Cambiemos está lleno de sombríos y tétricos laberintos donde se sumergen las penurias de los pobres, para extraviarlos por siempre de toda esperanza. La luz al final del túnel es la FE del pueblo en sí mismo y en los dirigentes emergentes de sus propias divinas entrañas.

Es la certeza de los pueblos en la magnífica llama de luz dorada del soberano SOL. 
Cambiemos nos habla de luz artificial, la de los ricos dueños de los reflectores que sólo apuntan iluminar sus propios mezquinos intereses. El vil señuelo de las multinacionales que se tornan poderosas económicamente apoderándose del trabajo fecundo de los pueblos del mundo, sepultándolos en la más humillante pobreza. Aquí, nuestro presidente Mauricio Macri les permite llevarse el ORO de nuestras tierras sin gravamen impositivo alguno ¡Un “legalizado” saqueo de los bienes supremos de nuestra tierra! Mientras, el argentino que hiere a la madre tierra arrancándole el precioso mineral no llega a fin de mes con decoro económico. 
 El trabajador posee el anhelo de que trabajando pueda educar con soltura a sus hijos, proveerlos de lo necesario para que se desenvuelvan con dignidad. Comenzando por el merecedor sustento alimenticio, el vestir y el estar rodeado de la certidumbre que con los sueldos laboriosamente ganados por sus padres puedan proyectarse a un futuro mejor. Escalar en el sendero del progreso para ver a su familia vivir con felicidad y desarrollarse en la sana cultura del SER ARGENTINO. 
El túnel de Cambiemos en la voz de González Fraga que con total liviandad cuestiona el sufrir de los humildes expresando: “Hay que ver que tan pobre son los pobres”. Otra perla negra en el macabro collar de frases desafortunadas de los “monarcas de la vida”, de los mentores de los amarillos globos, los de la “revolución” a favor de los millonarios. De los que siendo funcionarios nacionales poseen la lujuriosa desfachatez de poseer sus abultadas fortunas personales en el exterior, casi como un manifiesto de admiración en las economías extranjeras. 
¿Desean pobres de la magnitud existentes en las tristes calles de Calcuta?  ¿Se referirán a esos pobres de las características de los casi cadáveres aún vivientes, sin voluntad propia, arrojados cual despojos humanos en las tristes calles de la milenaria India? A esos HERMANOS que la Santa Madre Teresa De Calcuta asistió con tanto AMOR…
La luz al final del túnel en boca de Cambiemos suena a hueco, a mentira, a limosna lastimosa lanzada a los desposeídos, cual migajas caídas del suculento banquete de la mesa de los magnates.
En vísperas del bicentenario de nuestra gloriosa Nación ARGENTINA, nuestro pueblo superará esta pesadilla que irónicamente algunos llamaron “Cambiemos”
El pueblo argentino jamás será enclaustrado en túnel alguno. Más bien vemos a nuestra gente gozar de la libertad de nuestras indómitas VERDES PAMPAS. 

               Máximo Luppino

BICENTENARIO ARGENTINO

Argentina, apenas 200 años de vida, sólo un suspiro en los diáfanos días del cosmos, un amanecer en la historia del planeta, una Nación joven que muestra su garra y bravura en cuanto la ocasión lo demanda. 

Miles de próceres y héroes enaltecieron la mística presencia del rey sol en el centro del amado pabellón nacional. Desde el padre la patria, Don José De San Martín, y el noble idealista hidalgo Manuel Belgrano, hasta los recientes soldados que enfrentaron a Inglaterra y a la OTAN toda para gritar al mundo: ¡Las MALVINAS son ARGENTINAS!... Generosos hermanos derramaron con valentía su sangre por la soberanía de nuestro territorio. 
Honor y gloria a los combatientes de Malvinas, por los que se quedaron bajo suelo o en el fondo del mar esperando su relevo al momento de volver a izar nuestra bandera en el más querido de todo el argento suelo.  Los que regresaron al continente con lágrimas de dolor en sus rostros, lo hicieron bajo el solemne juramento eterno: ¡MALVINAS, VOLVEREMOS!  
Somos una Nación joven con un pueblo de viejos anhelos heredados de otros tiempos, de culturas ancestrales.  Desde las selvas profundas, a las montañas altísimas, desde los montes bulliciosos, hasta la pampa silenciosa, una raza de seres libres surgió. Los barcos llenos de sufrimientos del viejo mundo reforzaron identidad y esperanzas, así Argentina construyó su único singular molde de carácter distintivo. 
Argentina en sus primeros 200 años generó para el mundo al hombre más determinante de la actualidad planetaria, nos referimos al Santo Padre FRANCISCO quien encabeza el liderazgo popular mundial. 
De la mano del Papa llegó paz y entendimiento en diversos lugares del globo, como el caso de Cuba y EE.UU. que retomaron diálogo y comercio luego de más de medio siglo de enemistad. 
Francisco es motivo de orgullo mayúsculo para Latinoamérica ya que se encuentra revitalizando a la Iglesia Católica con su ejemplo de humildad y austeridad. No puede haber sacramento más importante que estar al lado del que sufre y socorrerlo. Es el sentido de la fraternidad humana en DIOS que Jesucristo predicó. 
FRANCISCO es un referente mundial de bondad y servicio al prójimo. Para los argentinos debe ser el espejo cristalino en el que se refleje nuestra viva conciencia. 
Mágicos secretos matemáticos estelares designan en qué país nace cada ser humano. Nosotros sentimos gratitud hacia la poderosa invisible mano del destino que nos depositó en este sagrado suelo argentino de libertad sin igual. 
Feliz 200 años amada patria nuestra, felicidad para nuestro noble pueblo que confía en el BIEN SUPREMO. 
¡200 años, apenas un comienzo!

       Máximo Luppino

El maestro Fernando Córdoba

Hace un mes en Frejus (Francia) murió Fernando Córdoba camino a Roma en el viaje de su vida después de años de enseñar a centenares de alumnos la historia occidental en las aulas de colegios. Su pasión por la enseñanza o más vale por la formación de los niños y jóvenes nació como entrenador de rugby en el Club Regatas de Bella Vista, aunque toma conciencia de su vocación a los 30 años, estudiando magisterio en la Escuela Nº 112 “Faustino Sarmiento” de San Miguel, juntando así la vocación con la profesión, pocas semanas más tarde se convierte en el maestro de grado “varón” de la zona. Tuvo sus primeras horas de clases en el Parroquial de San Miguel, en los Santos Padres de Bella Vista recalando finalmente en el Colegio Don Jaime y de la Providencia.

En febrero del 1987 intentó que su primer destino de maestro fuera en la Patagonia como Luis Sandrini en su célebre película “El Profesor Patagónico”, de hecho hizo un viaje especial al sur también él en Tren, pero no tuvo tiempo de “retomar” “El Tren Zapalero” porque el director del colegio Don Jaime, Juan Carlos Montiel cooptó a su ex- alumno para siempre. Un mes más tarde comenzó su carrera  docente en 6 º y 7º grado, años después compartió las clases con la vice dirección del colegio hasta el 2003 cuando el tradicional Don Jaime cierra sus puertas.

Fueron tiempos que no dejó de inflamar corazones de niños que aparecían todos los años en su aula a veces muy seguros, otras veces algo perdidos. Siempre le encontraba un lugar o la palabra para a cada uno, ya sea en la bandera, en la fila, con una palabra de aliento, en una conversación profunda o en puesto de “privilegio” en alguna de sus obras de teatro, de alguna forma se las ingeniaba para hacerlo sentir protagonista al chico. Algo muy normal en él, algo que le salía natural. Los modos de Fernando me hace recordar lo que pensaba el Padre Castellani, que dice algo como esto; “Que los malos sean buenos y que los buenos sean divertidos”.

Su andar cansino por las aulas de esos años de pasión y su fuerte vocación de formador de niños argentinos se trasladan luego al Colegio de la Providencia. Las aulas pronto le quedaron chicas para su creatividad e imaginación, así extendió sus clases en el teatro como complemento de la formación de los niños y adolescentes.

El “Gordo” Córdoba era un enamorado de los clásicos tanto en sus clases como después en el teatro donde contaba las historias de los grandes personajes, héroes que entremezclaba con la vida real de los chicos, y en las actuaciones teatrales. En función de esto paso a escribir obras para chicos entre las que se recuerdan; El Señor Pascuil, Los Caminos de Percifield, El Árbol,  El Escritor, Sin Notas, La muerte de Lord Pickman, Baldomero. Algunas de ellas premiadas y siempre festejadas por el numeroso público que se volcaba para ver sus presentaciones originales, nuevas pero al mismo al viejo estilo, el clásico donde los buenos eran buenos y los malos, malos.

El “Señor” Córdoba al compás de sus clases fue convocado en las distintas gestiones municipales a colaborar con la dirección de Cultura, fue así que co-fundó el teatro “Leopoldo Marechal” y fue su director.  Más tarde fue subsecretario de Cultura de la Municipalidad de San Miguel donde le dio un dinamismo jamás conocido en los pagos del noroeste del conurbano. Trajo con su colaborador Diego Moreno, la Filarmónica Nacional, abrió 18 centros culturales barriales, creo con otro colaborador y ex jugador de las infantiles Gonzalo Arguimbau el teatro móvil, con el objetivo de llegar a los barrios. Impulsó la primera orquesta de cuerdas integrada por chicos y jóvenes de los barrios periféricos. Creador y Director de la revista “Agenda San Miguel”, de la Revista Centenario del Club Regatas de Bella Vista y de la revista educativa “Gurí”. Fue co-fundador de “El Galpón” Centro Cultural de la ciudad de Bella Vista.

Aunque todos estos logros son solo una parte de su vida que fue muy intensa, a la par de su vocación después de una reconversión a su fe católica se casó con la vecina del “barrio” a 15 cuadras de su casa, Cecilia Victory con quien tuvo 9 hijos, Santiago, Guadalupe, Marcos, Lucía, Inés, Magdalena, Javier, Agustín y Trinidad. El entierro fue una muestra de los 63 años de vida feliz y contagiante, lleno de compañeros de trabajo, de familiares, de conocidos, de alumnos, de ex- alumnos, de compañeros de colegio, de amigos y de íntimos amigos como Frankie Pasman, Arturo Gianullo, Lali Latorre y otros que llevaron sus restos en su último descanso.

La multitud que lo despidió lo extrañará mucho, aunque estará seguramente vivo en los recuerdos de cada uno de los presentes y de aquellos que no pudieron acercarse para el último adiós. En las próximas semanas, meses, años o tal vez en dos generaciones (sus últimos alumnos  tienen 12 años) la gente no dejará de hablar de sus anécdotas, de su fabulas, de su simpatía en cada reunión de amigos. Su muerte camino a Roma dejará a sus queridos un misterio más como para seguir participando de su andar por la vida, por qué  Dios lo llamó antes de reencontrarse con sus “amigos de la historia” y de las historias a que a todos hizo participar.

Como dijo el Padre Gustavo Manrique en su homilía; “Fernando le gustaba estar con sus amigos los hombres, recordando una frase del libro de la Sabiduría”


El autor desea no ser mencionado, como una ofrenda amorosa más de amistad hacia FERNANDO. 

T.H.

ENTRE VERDUGOS Y CABALLEROS

El domingo 26 de junio, el seleccionado argentino de fútbol perdió la final de la Copa América ante la sólida selección chilena. En un país de tan profunda pasión futbolística como el nuestro, este nuevo segundo puesto en una competencia internacional se vivió con los sentimientos propios de una frustración desconsoladora, con ribetes de catástrofe nacional.

Surgieron desde el abismo de la intolerancia “los verdugos” de siempre. Los que piden renuncias, los que con intemperantes adjetivos “destrozan” a reconocidos ídolos que ellos mismos, ayer, entronaban. Los pueblos endiosan y demonizan con irrespetuoso e irracional vértigo a sus referentes.
Lógicamente todos deseábamos el triunfo de nuestra selección, la cual cuenta con Leo Messi, el mejor jugador de fútbol del mundo.  Cuando “la pulga” dispara ese fallido tiro penal, la Nación quedó sin aire. La zozobra inundó el ánimo del pueblo y el desconcierto reinó cuan drástico tirano despiadado. Humanamente falló el hombre al que TODO le pedíamos, al Superman del balompié, al mariscal Rommel del verde campo de juego. 
Todos los grandes erraron penales, desde Diego a Carlitos Tevez. El domingo fue el turno de Leo.
Las imposiciones sociales poseen en ocasiones una fuerza de opresión que paraliza. El fuera de serie Messi creció a la sombra de la leyenda viviente de Diego Maradona. Con la exigencia de igualarlo y trascenderlo. No es el estilo de motivación del hombre del Barcelona.
Ser tildados de “cebollitas” no es una vergüenza. Argentina sigue entrenando, insistiendo, golpeando la puerta del tan ansiado primer puesto, que de seguro llegará.  
El fútbol eclipsó injustamente un gran logro de la LEONAS del hockey, que ganaron por tercera vez consecutiva la Champions Trophy ante Holanda, consagrándose el seleccionado que más ganó este importante título internacional en la historia de este deporte.  Esta final se jugó en Londres, y Argentina, en los últimos siete años de juego, lo ganó seis veces. Un ejemplo de constancia y tesón que no es difundido en nuestra patria con la profundidad e importancia que en verdad tiene.
Los verdugos de la selección y de Messi en particular, continúan haciendo estragos con sus desafiladas hachas de pura impotencia propia ¿Se reclamarán a sí mismos la mitad de los logros que exigen a otros? ¿Tan perfectos e infalibles son que su “honor” los conduce a no soportar un segundo puesto?
Dejemos de lado esa inconsistente estupidez de que “los segundos puestos no valen” ¿Un segundo puesto de un cuadro de honor de calificaciones universitaria no vale?
Para vivir se necesita insistir voluntariosamente en nuestros objetivos. Es la gran enseñanza del deporte. Los últimos de hoy, trabajando disciplinadamente con férrea voluntad serán los primeros de mañana. El deporte argentino está creciendo constantemente al igual que todos los rubros atléticos. Es la muestra de una Nación con ideales y objetivos trascendentes.
Por fin, los caballeros aparecieron con su noble armadura de indulgencia y tolerancia y le pidieron al mejor jugador de fútbol del mundo que se quede en la Selección Argentina, que lo valoramos y lo queremos.  
Leo Messi realizó lo máximo que pudo, es un buen hombre y un ídolo genuino. Si menospreciamos a Leo Messi estaremos destruyendo mucho de lo bueno y correcto que tenemos en nuestro interior. Que lo positivo domine la furia del resentimiento. Culpamos cuando en verdad nos reprochamos a nosotros mismos.
Debemos como sociedad mostrar respeto y cariño por nuestros representantes deportivos.
Existen quienes buscan ser más altos cortando cabezas ajenas. Las fallas delos otros no disculpan las nuestras.
Los caballeros, que son la inmensa mayoría, dicen: ¡Adelante ARGENTINA, fuerza Messi, ustedes son nuestro equipo!
¡Gracias selección de fútbol!
¡Gracias LEONAS por la garra de siempre!

           Máximo Luppino