LA PASIÓN DE RUBÉN CASTEJÓN

La madrugada del martes 14 de noviembre no fue una más, entre sombras de pensamientos profundos y silencios con voz de estrellas iluminadas, partía hacia las alturas inmaculadas el compañero Rubén Castejón. 


El doctor Castejón jamás hacia referencia a su título de abogado. El galardón universitario era para Rubén una mera herramienta de trabajo. Su título predilecto e irrenunciable era el de COMPAÑERO PERONISTA. 
Hombre de la dura “vieja guardia del General”, el de “Luche y vuelve” sobreviviente de los años de plomo de la Argentina violenta. Doctrinario por excelencia, conversador incansable con la pasión peronista siempre a flor de piel. Manifestaba a menudo cierta “urticaria ideológica” por los cultores de los globos amarillos. Su condición de hombre bueno lo hacía elevarse por sobre las diferencias políticas. El compañero Castejón a todos respetaba. 
Ya sea desde su página, Recuperación del Peronismo, como del programa de radio que compartía con su amigo de siempre, Pablo Cuccuini en F.M Trujui, desgranaba problemáticas sociales y políticas de San Miguel y de la Nación. Todo bajo la mirada inteligente de su justicialista católico entender que buceaba en la esencia de las situaciones.  
Uno de los nuestros voló al cielo de los leales, uno de los nuestros que no cambió de color, uno de los nuestro que honraba a PERÓN y EVA. Deja Rubén un vacío enorme. Le rogamos a DIOS nos de fuerzas para jamás olvidarlo y honrar por siempre su memoria. 
Claro que Castejón era un tanto “cabrón” y de “pocas pulgas”. Rechazaba a soberbios y “lame botas” por igual, pero siempre solidario con los humildes y necesitados. 
Querido RUBÉN CASTEJÓN, cada vez que entonemos nuestra marcha partidaria recordando a Perón con nuestra legión de próceres y héroes estarás con nosotros más presente que nunca. Cada paso adelante que el PERONISMO que vos profesas logre, evocaremos tu figura y murmuraremos tu nombre, junto a un “muchas Gracias, RUBÉN”.
Nos sentimos orgullosos de contar con militantes del calibre de Rubén Castejón. Dejaste jirones de salud y pesares por el peronismo que tanto amás desde el fondo de tu corazón. 
La pasión de Castejón alimenta el sueño de EVITA y del GENERAL. ¿Cómo no volver con tantos pensamientos vivos honrando nuestra patria?
 Siempre presente RUBÉN CASTEJÓN en nosotros, te saludamos desde lo más profundo de nuestro ser. 
Por último, tal cual te gustaría, te dedicamos un: ¡¡¡VIVA PERÓN CARAJO!!!

                 Máximo Luppino

EL TRABAJO ES DIGNIDAD, NO ESCLAVITUD

Trabajar para sentir en nosotros el sentido profundamente placentero de reflejar creatividad, de ser útiles a nuestros semejantes, de producir bienes y/o servicios que se consumen y aplican para el desarrollo humano, es muy bueno. 


Trabajar para ganar honestamente nuestro sustento dignifica al SER. Aplicarnos a labores que nos permitan llevar el sustento a nuestro hogar, mientras dichosos nos sentimos reconfortados por lo que hacemos, significa que estamos transitando la senda correcta.  Cuando las manos producen dicha y armonía el corazón se llena de gozo y la mente se expande hasta acariciar el umbral mismo de la infinitud. 
Trabajar para palpar al padre creador presente manifestarse a través de nuestras propias manos, pensando que lo que logramos se lo dedicamos a nuestros seres queridos y al mismísimo DIOS que nos da VIDA a cada instante. 
El abuso artero del trabajo de nuestros hermanos para enriquecerse, acumulando bienes suculentos mientras que los que lo producen apenas pueden comer, es estar asociados al lado negro del planeta, es ser socio del mal. 
Las leyes laborales deben ser un gran ordenador de los esfuerzos de empleadores y empleados bajo la tutela de la equidad y del corazón sensible de los que aman a su prójimo. Dejar de ver al empleado como un esclavo de producción para acumular incontables profanas riquezas de grupos despiadados.
 Mientras los empleados deben honrarse a sí mismos ejerciendo con suma dedicación sus tareas asignadas. Empleadores y empleados dos caras de una misma moneda de producción para construir una sociedad solidaria y justa. 
Nos oponemos a “nuevas” leyes que disfrazadas de convenientes o progresistas sumergen a los empleados a una moderna forma de esclavitud. El mundo marcha rápidamente hacia normas de trabajo donde los obreros participen en un grado de las ganancias logradas con su propio esfuerzo. 
Trabajo es dignidad creativa, no esclavitud inescrupulosa para acumular riquezas de crueles multinacionales, saqueadores de la buena voluntad del humilde. 
Los vientos de mayor equidad humana soplan con más fuerza y grandes transformaciones sociales se aproximan haciendo de nuestro planeta un mundo mucho más justo. 

             Máximo Luppino

MATEO, EL PEQUEÑO GRAN GRANADERO

Mateo, el niño granaderito de dos años que dejó el traje del “Hombre Araña” para vestir con dignidad y orgullo el uniforme de los bravos guerreros del General San Martín. 


La patria sonríe feliz, Mateo le regaló con su soberana inocencia de niño despierto el mandato de nuestros próceres de una Nación libre y un pueblo feliz. 
Marchó Mateo junto a los granaderos a rendir homenaje eterno al inmaculado pabellón nacional, marchó al son de su gracia de frágil niño, con la marcialidad de un corazón de puro soldado argentino. 
Mateo comprende lo que centenares de intelectuales parecen no entender: La patria está VIVA en el ALMA de todo patriota, de cada hijo de esta tierra de DIOS. La patria es una entidad que late hazañas de hombres desinteresados que todo lo ofrecieron para que nuestro pueblo sea independiente y próspero. 
Imaginábamos, mientras Mateo desparramaba calidez y ternura en un haz límpido de patriotismo sin odios, qué orgullosos estarían nuestros héroes de Malvinas caídos en combate al ver al pequeño guerreo custodiar con tanta ternura nuestra BANDERA.  Esa bandera que protegieron entregando su vida para verla nuevamente en alto en nuestro suelo ocupado por el cruel invasor. 
¡Gracias Mateo por este aire fresco de FE y ESPERANZA! 

                   Máximo Luppino 

PODER, CÁRCEL, NEGOCIOS Y VENGANZAS

¡El poderoso funcionario de ayer, es el encarcelado de hoy! ¿El ministro prestigioso de hoy, podrá ser mañana el duramente enjuiciado?


La justicia parece que jamás fue ciega. Desde siempre observó muy bien tiempo, lugar y circunstancias de sus casos a tratar. Mesuró detenidamente poder, influencias y enemigos del eventual reo antes de bajar resuelto el flexible martillo de sus dictámenes condenatorios. Donde el atractivo calor del poder se diluye y asoma el frío intenso de las derrotas políticas, comienzan a fluir las cascadas de acusaciones y causas judiciales que empiezan a correr velozmente como en una maratón olímpica luego de invernar perezosamente todos los años que el acusado ostentaba “peligrosas influencias” mediáticas. 
La justicia vigila atentamente, cual un cazador mira a su víctima en el lente de su sincronizada mira telescópica. Uno dispara en la ocasión adecuada; otro, sentencia cárcel luego de que el desprestigio social se convierte en un grito periodístico. 
Sin duda muchos detenidos poseen una montaña de razones reales por las cuales cargan sus numerosas sospechas y sentencias. La corrupción existió y fue obscena y criminal. El dinero público pertenece a la gente, NO al administrador de turno. Esto tan básico y elemental es ignorado casi sistemáticamente por un grupo de funcionarios.  
Los millones en la cárcel de poco sirven, y el látigo empapado de vidrio molido de la opinión pública flagela drásticamente al sospechado de corrupción. 
En el caso Julio De Vido sería adecuado develar quiénes fueron los empresarios, banqueros y financistas que se beneficiaron con el supuesto tráfico de oscuros favores. De lo contrario, caeríamos en el absurdo de que el ex ministro realizaba “negocios” con etéricos fantasmas del mundo virtual. 
¿Cuántos de los que parecían “monjas de reclusión” en sus discursos condenatorios al ex ministro en la Cámara De Diputados fuero “socios” o buscaron favores del hoy repudiado preso? ¡Demasiada hipocresía repugna un tanto!
La mayoría de los funcionarios “pícaros” terminan siendo “empleados calificados” de los grandes empresarios que son en realidad el PODER REAL. 
El viejo proceso de poder y negocios NO se detiene. Muda de ropa, cambia sus modales, se perfuma y viste de traje, pero roba igual y huele peor. 
Es necesario y beneficioso que los procesos de transparencias política y judicial se acentúen. 
La educación profunda en valores éticos y el patriotismo hecho carne es el escudo adecuado para que la tentación de robar no llegue a la mente del funcionario. Sólo el corazón amante del bienestar del pueblo puede caminar en paz entre fortunas sin tocar un centavo ya que es consciente de que el dinero le pertenece a la gente de su patria, y debe ser usado para el bienestar de la población. 

                  Máximo Luppino

LA ÚLTIMA GOTA

Tenemos la nítida impresión de que la última gota de tolerancia está por caer sobre el vaso repleto de pasividad por parte de la gente y el Estado Argentino. 


Hemos repetido en multiplicidad de ocasiones nuestro definido sentir sobre el respeto irrestricto hacia los pueblos originarios. Como cristianos, justicialistas y humanistas acompañamos el proceso de dignificación de las personas ¿Cómo no sentir afecto para con los primogénitos habitantes de nuestra amada Nación?
Ninguna causa que se proclame justa se alimenta del rencor y el odio. No olvidemos que el fin NO justifica los medios y que el camino es parte de la partida y la llegada del infinito destino del hombre.
Las causas justas están empapadas de una belleza conmovedora, como la que se manifiesta en montañas, ríos y lagos de nuestra indómita Patagonia. 
Pero es imperioso marcar la diferencia entre Mapuches y subversivos. Los reclamos pacíficos y lógicos de los “Dueños de las flechas” nada tienen que ver con los encapuchados extremistas que usurpan propiedad del pueblo como lo es el edificio municipal del Bolsón. Unos son manifestantes, los otros son delincuentes de gran peligrosidad. 
Los pertenecientes a La Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) se definen como violentos que odian al hombre blanco y “luchan” por establecer un estado propio dentro de nuestra Nación. Pero para mejor entender señalemos razones puntuales para comprender la gravedad del tema en cuestión.  En vísperas de las elecciones legislativas, el grupo extremista RAM ocupó violentamente el municipio del Bolsón, interrumpiendo la normal actividad de la comuna junto a los servicios que se prestan a los lugareños. Encapuchados y uniformados con atuendos negros pintaron con aerosol una bandera argentina, la cual luego destrozaron. El busto del padre de la patria, el General Don José de San Martín, fue destronado de su sitial para ser arrojado fuera de edificio comunal para luego dañarlo lanzándole ladrillazos y pedradas junto a insolentes y odiosos improperios. 
Si se ataca al padre de la patria se lastima a toda la gran familia argentina. 
La memoria del Santo de la Espada, el libertador de medio continente, el hombre justo y bueno, mentor de una cultura altruista y estoica era mancillado cruelmente. En ese gesto de ceguera necia menospreciaban a la ARGENTINIDAD toda. 
Jones Huala, un líder RAM encarcelado en nuestra patria por destrozos y atentados a personas y propiedades es requerido por la República de Chile por homicidio e incendiar una veintena de camiones junto a demás crímenes. No es un Mapuche, es un criminal. 
Los integrantes del RAM son los que lanzaron bombas incendiarias al batallón 35 de Gendarmería Nacional, los que asediaron poblados de Esquel y flagelaron a puesteros de zonas rurales de nuestra Patagonia. 
Si permitimos apáticamente de forma indolente que estos violentos siembren rencor por doquier las consecuencias serán más dolorosas aún. 
El insultar la memoria del libertador, junto a la quema reiterada de nuestro pabellón nacional, sumado al intento de lastimar policías, puesteros y ciudadanos son causas más que suficientes para que el Estado, de la mano de nuestra Constitución Nacional, actúe.  
Los pueblos originarios son dignos. Los delincuentes extremistas deben ser limitados y combatidos con firmeza y disciplina. 
Nuestros gobernantes deben mirar mucho más allá de la avenida General Paz. La Patagonia argentina, como todo e vasto territorio nacional, posee extensas tierras potencialmente ricas, es codiciada desde hace mucho tiempo por potencias extranjeras. El RAM es funcional a esta apátrida intención de usurpar nuestras riquezas. 
Los destrozos recientes deben ser lo último que se debe tolerar. El intendente del Bolsón realizó sendas denuncias por la violenta ocupación del municipio. Ahora la palabra la tiene la justicia argentina.
¡Honor y gloria al padre de la patria, el General Don José de San Martín!

               Máximo Luppino

¡TRISTE 17!

Vemos en el cielo de los luchadores sociales a nuestros mártires y héroes junto a nuestros militantes fallecidos cantar a media voz, y entre lágrimas, la eterna “marchita”. Entre tantos 17 de octubres que hemos evocado, quizás el presente esté encuadrado entre los más tristes y destemplados que nos tocó vivir. 


Debemos aprender que la necedad, el fanatismo y la soberbia suelen ser para las organizaciones más dañinas y funestas que las balas mismas disparadas arteramente por criminales dictaduras.  
La ignorante voracidad maligna de los caníbales del poder lleva a devorar a los miembros de su propia familia emocional, bajo el grito de “traidores” esbozan sus más primitivos sentimientos de separabilidad y egoísmo. Nada bueno surge de la imposición violenta y arbitraria. La prepotencia es impropia y negativa. 
¿Quién abandona la “casa doctrinaria” de sus amores genuinos? NO conocemos militantes peronistas que hayan querido dejar el mítico partido justicialista, la gran herramienta política transformadora de sociales conquistas en beneficio del pueblo que Juan Domingo Perón y EVA Perón implementaron. 
El “vaciamiento” del partido Justicialista fue un ejercicio desafortunado de desagradecidos dirigentes, los militantes siempre permanecieron firmes junto al GENERAL y a la ABANDERADA de los humildes.
 ¡No existe Peronismo sin PERÓN ni justicialismo sin doctrina humanista y cristiana!
17 de octubre de 2017, el día de lealtad donde los justicialistas estamos electoralmente hablando disgregados. Hay más o menos peronistas en todas las propuestas electorales. 
Tenemos historia no sólo como un refugio nostálgico del pasado, sino como cimiento de un nuevo y profundo resurgir que sospechamos se está gestando. 
El PERONISMO no surgió para ser “furgón de cola” de caprichosos imberbes. Surgió como un movimiento de masas que procura la transformación pacífica de la sociedad como “lugar” más justo para vivir y desarrollarse. Claro que somos frentistas, pero con las banderas justicialistas bien en alto. 
¡La VERDAD no pasa de moda! ¡Lo que ES va a seguir siendo por más difame que se ejecute! ¡El PERONISMO volverá cuando los mercenarios dejen de lucrar con la buena voluntad de los militantes!
Queridos compañeros, preparemos los futuros triunfos sin juzgar ni descalificar a compañero alguno, buscando sumar voluntades con honestidad intelectual. 
El Movimiento Nacional Peronista está vivo y preparándose para socorrer a los más humildes, a los pisoteados por un capitalismo salvaje y drástico.  
Con fuerza y convicción, más peronistas que nunca. 
Muy feliz día de la lealtad, queridos compañeros, se encuentren ustedes donde hoy prefieran estar… Mañana volveremos a estar todos juntos ante un renovado liderazgo. 
Nosotros cantaremos nuestras canciones, reflotaremos nuestras anécdotas, limpiaremos nuestras banderas y la liturgia peronista lucirá más fuerte y cristalina que nunca. 
El fenómeno de las historias heroicas es que permanecen vivas proyectando SIEMPRE FUTURO.  El movimiento del tres veces presidente de la república posee una mística de tal magnitud que moviliza los resortes espirituales íntimos de un pueblo que desea volver a ser protagonista de su propio destino. 
En definitiva, el legado de Juan Domingo está más activo que nunca, busca un cause político viable que sepa contener el corazón transformador de un peronismo que nunca se dio por vencido y que siempre aguantará los “trapos” en alto, por más que vengan difamando.
Somos soldados militantes de una causa buena y correcta, fieles al GENERAL que nos condujo a mil victorias, somos simplemente peronistas.

Ayer, hoy y mañana: ¡VIVA PERÓN CARAJO! 

                       Máximo Luppino

LA ÉTICA EN LA GÓNDOLA DEL SÚPER

Cuando los shoppings son visitados por multitudes y las bibliotecas se elevan majestuosas, solitarias e indómitas en la busca del saber pocas veces frecuentadas por la gente, conforman un signo inequívoco de que la sociedad se oscureció un tanto. 


Una muestra tragicómica es que a ciertos lugares mercantiles los denominaron “paseos de compras” casi confesando de forma insolente que algunos pasean NO a orillas de los ríos, ni en doradas playas salpicadas por el majestuoso mar, tampoco contemplan flores ni plantas, “pasean” viendo productos en una vidriera que en muchísimos casos NO podrán adquirir.  Es este hecho sin lugar a duda una confesión del profano credo de la “sociedad de consumo” que se rinde a los pies del “tener” y desprecia ignorantemente el SABER.
Así es que en el mundo social y político se juzga más la estética impuesta por la necedad de la moda que por los valores espirituales e intelectuales de un candidato. ¡Se vota apariencia! ¡Así seguimos a los tumbos y tropiezos! 
Uno de los dirigentes más lúcido de la humanidad toda fue Mahatma Gandhi, el que liberó a la India de la opresión inglesa sin disparar un solo tiro. Sus armas eran el altruismo y la conciencia cívica. El Mahatma NO le daba lugar a la profana moda. Dirigía al noble pueblo hindú con la prestancia del AMOR a los más necesitados.  
Otro gran líder mundial fue Nelson Mandela que liberó a Sudáfrica de la despiadada maldad del apartheid. Mandela no vestía trajes confeccionados en Milán, sus atuendos eran sencillos y populares. Tampoco tenía “asesores de imágenes”. Como LIDER que era, su corazón latía junto a la necesidad del pueblo. Luego de décadas injustamente confinado en prisión, fue elegido presidente y PERDONÓ a sus captores. De esta forma, con su ejemplo, construía una sociedad solidaria.   
Por última evocaremos a nuestro Papa FRANCISCO que llegó a Roma con la sencillez de los grande. Huecos periodistas afirmaban: “Ni sueñen ver a Bergoglio Papa” “Aquí no existe Bergoglio” … A las pocas horas surgía Jorge Bergoglio convertido en el Santo Padre FRANCISCO. Fue con sus viejos zapatos negros gastados de evangelizar en su argentina patria, renunció al crucifijo de oro para llevar un signo de DIOS más modesto y profundo de nuestro señor Jesucristo. 
Hoy FRANCISCO es el hombre con mayor credibilidad mundial, dentro y fuera de las fronteras del cristianismo. Un artífice activo de la PAZ mundial. 
La moda es un opresor de la individualidad, masifica criterios para mal. 
Algunos políticos renuncian a ser líderes para convertirse en “muñequitos de torta” de televisivos cotillones, marionetas del poder real, bufones de latifundistas internacionales.  
No todos venden su ética en las góndolas de los supermercados. Hay muchísimos dirigentes que trabajan para el bien común, sólo debemos saber visualizarlos y darles nuestro voto de confianza. 
Entre el SER y el parecer debemos elegir lo duradero y trascendente, la sabiduría es el pasaporte hacia la realización íntegra de los individuos.
Todo lo que se compra, en un momento se vende o se pierde, los valores del espíritu permanecen por siempre. 
¡Sepa el pueblo elegir!

                Máximo Luppino

IMÁGENES, PALMERAS Y PODER

La más grande cadena informativa de Argentina transmitió 36 horas ininterrumpidas sobre la llegada del temible huracán Irma al territorio estadounidense. Casi “olvidando” que el peor terremoto de la historia de México destrozó gran parte del país hermano, dejando hasta el momento 96 víctimas fatales.  Apenas algunas dolorosas fotos vieron la “luz televisiva” con escasos testimonios de un dolor inmenso de un México desangrado por la penuria extrema.


Casualmente apenas se realizaba mención de los daños causados en Cuba e islas aledañas por el mediático huracán que avanzaba en una carrera de destrozos inauditos. Miami era el foco de la preocupación, una moderna y profana admiración por la “ciudad del glamour y el cholulaje” se adueñó del interés periodístico. Miami debe ser lo más similar en la actualidad a las tristemente célebres ciudades ensombrecidas por los pecados y el egoísmo atroz como lo fueron Sodoma y Gomorra. ¿Tendrá Miami, en algún momento un fin similar que el de las dos bíblicas ciudades?... ¡Esperemos que NO! 
Mientras los “dueños” del cuarto poder mostraban los glamorosos bulevares del “gran país del norte” nuestro Papa FRANCISCO visitaba Colombia sellando con su presencia el fundamental tratado de PAZ entre la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano. Mucho trabajó el Santo Padre para lograr esta gran tregua bélica que deja atrás décadas de violencia y muerte. 
Para el grupo Clarín y TN las palmeras de Miami tenían un encanto irresistible y una importancia superior al mensaje de Paz de Francisco en suelo colombiano. Mientras los cocoteros se movían al paso del viento, el Papa Argentino logró movilizar cuatro millones de fieles en el suelo virgen del país del café. Así, el jefe del Vaticano continúa asentando un liderazgo planetario tan inédito como profundo en el seno del planeta.  
También se le dio poca cobertura informativa a las inundaciones locales que dejaron diez millones de hectáreas bajo agua en zonas peculiarmente productivas. Hoy en nuestra querida ARGENTINA se encuentran 11 provincias en emergencia agropecuaria y económica por las aguas que tapan nuestros verdes y productivos campos. Las pérdidas son enormes.
Queremos dejar en claro que defendemos rotundamente la libertad de prensa y si un canal de TV desea transmitir una “carrera de caracoles” mientras Corea del Norte hace estallar bombas nucleares amenazando al mundo entero, tienen todo su derecho de hacerlo. Sólo queremos reflexionar sobre el “PODER” de la información. ¿Cómo la población va a pensar sobre sucesos que NO se enteran de que acontecieron si nada sabe de ellos? 
El rol del periodismo es demasiado importante como para subestimarlo y concentrarlo en unas pocas voluntades.
Sólo nos resistimos al establecimiento de una sociedad de zombis desinformados y sin corazón que sólo piensan en satisfacer al monstruo de su propio vanidoso EGO, que sientan parcialmente lo que las imágenes mediáticas señalan, que vean sólo fotos separadas e inconexas de un mundo que sin dudas evoluciona hacia una sociedad más justa y equitativa. 
Entre casinos y hoteles lujosos, autos de altísima gama y fortunas dilapidadas en una sola noche, existe una contracara morena y latina, trabajadora y sana, que construye un mundo mejor de la mano del liderazgo espiritual de nuestro Papa FRANCISCO. 
¡Comencemos por comprender que hay VIDA más allá de Miami, eso es un buen comienzo!...
Detrás de eventuales errores en el uso de las redes sociales se encuentra en VERDAD un enorme instrumento de comunicación que nos permite compartir sentimientos de fraternidad con todos los seres del mundo. 
Toda VIDA es igual de valiosa e importante para DIOS, veneremos todo acto de inspiración y justicia social. 
Nos quedamos con la última misa brindada por FRANCIISCO que convocó la asistencia de cerca de 800.000 personas. Mientras millones la seguían por distintos medios de comunicación internacional, otros miraban las palmeras de Miami. Pero no se puede ocultar el SOL de la VERDAD con una pequeña tanda publicitaria. 

                 Máximo Luppino

EL LÁTIGO

El látigo sólo sabe de azotes. Los violentos son versados en destrucción y odio. Suelen ser tanto de izquierda como de derecha con todas las estaciones políticas intermedias imaginables. 


La verdad es el portal del sabio, el bálsamo para todo dolor, el fresco y revitalizador oasis de la humanidad. Las pasiones inferiores que abrazamos ciegamente nos hacen despreciar la realidad. Sólo miramos lo que queremos ver. Así los anteojos de colores diversos de los prejuicios tiñen drásticamente lo que observamos, entonces sólo apreciamos un reflejo del “juicio” que ya de antemano elaboramos en nuestra mente.
Nadie puede desaparecer en una sociedad organizada y justa. No debe haber encapuchados empuñando palos en una marcha o reclamo popular. Un uniforme militar o de fuerzas de seguridad NO es sinónimo de dictadura. 
Un paro o huelga no es en sí mismo desestabilizante para el orden constitucional. 
Los sindicatos son más que necesarios en la organización social y laboral de una república. 
La justicia debe ser rápida y eficiente, NO debe marchar al ritmo de los triunfos electorales ni aceptar “sugerencias” del poder político de turno. 
Los periodistas deben ser ecuánimes, jamás voceros de prensa encubiertos de intereses al asecho. 
Los políticos deben honrar el espíritu de servicio al prójimo, no el culto de su pesado y egoísta EGO. 
Basta de divisiones, estamos comprometiendo el futuro de nuestra Nación. Basta de látigo, debe imperar la comprensión sobre los fanatismos.
Claro que es imperativo recordar que Jones Huala detenido en nuestro país por diversos atentados criminales, dice: “No me siento argentino, no lo soy, jamás lo seré… Odiamos al hombre blanco que es nuestro enemigo” Entonces los acuerdos deben generarse con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, los que se autoexcluyen lo ejercitan por responsabilidad y cuenta de su propia necedad.  
“Para un ARGENTINO no debe haber nada mejor que otro ARGENTINO” J.D. Perón

                               Máximo Luppino

JONES HUALA

¡Hay disturbios y guerras donde existen intereses económicos! 
La Patagonia Argentina, la tierra más ambicionada por Chile y por algunas potencias distantes, un territorio amplio con un potencial productivo enorme, con una de las reservas de agua potable más grandes del planeta. Con Vaca Muerta nuestro país obtendrá gas y petróleo en abundancia tal que se convertiría en el segundo país del mundo en acumular el “oro negro”. Razones por demás válidas para los tentáculos sedientos de riquezas de las potencias dominantes que siempre están dispuestas a saquear las riquezas ajenas. 


Entonces los poderosos intereses internacionales comienzan a sembrar divisiones y enfrentamientos impostados más de los que ya naturalmente reinan en todo país. Así es que aparecen “movimientos” terroristas como la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que tiene a Jones Huala como su líder reconocido. Jones dice: “No me siento argentino, NO lo seré nunca… Soy un Weichafé (Guerrero) y soy enemigo de todos los hombres blancos”.
Entonces, poco y nada nos debe asombrar que las páginas de difusión y sustento de este fenómeno “Mapuche” plantado en nuestro suelo se encuentre el Londres ¿Hay algo más que agregar?...
En nuestra Patagonia se considera que el número de ataques terroristas del RAM llegan a 74 hechos. El último de ellos registrado fue en la ciudad de Neuquén donde en una concesionaria de autos prendieron fuego su depósito con 20 vehículos estacionados. 5 de ellos se quemaron por completo, otros sufrieron daños menores.
No debemos permitir que estos criminales avancen con este terror. NO queremos volver a la década del 70, queremos paz con instituciones fuertes para el noble imperio de una completa democracia. 
“Dentro de la ley TODO, fuera de la ley NADA” Juan Domingo Perón
Los delitos de la RAM se extienden por todo nuestro sur patagónico. El gobernador de Chubut Mario Das Neves, refiriéndose a Jones Hualas dijo: “Es un auténtico guerrillero criminal”
Los terroristas desde siempre disfrazan sus oscuras criminales acciones como causas que pueden parecer nobles o amparadas en una interpretación religiosa dudosa. Dios les pide matar y aniquilar. En nombre de la justicia mutilan y saquean infringiendo dolor y rencor ciegos por doquier. 
Jones Huala es un peligroso títere accionado por fuerzas que ni él mismo sospecha siquiera de su existencia. Jones es un predicador inconsciente de un mal mayor que utiliza su vanidad e ignorancia para plasmar sus intereses económicos claramente enfocados con mucha antelación. 
El mal se nutre de distraídos y egocéntricos que creen ser un nuevo Ernesto CHE Guevara o un Espartaco moderno, cuando en verdad son empleados de inescrupulosas multinacionales. 
La organización RAM que pretende defender derechos de pueblos originarios, en verdad es una organización subversiva, terrorista que va a ser combatida como tal. 
Jones Huala reivindica las acciones violentas y el uso de armas y ataques a argentinos como un fundamento político de reivindicación Mapuche. Una propia no forzada declaración de propia culpabilidad. 
Los efectivos de nuestra Gendarmería Nacional son personas humildes que por escaso salario cuidan nuestras fronteras y garantizan el orden institucional en nuestro país junto al Ejército Argentino y demás fuerzas de seguridad.  
En nuestra patria, una sola maravillosa e inmaculada bandera es la ARGENTINA, azul y blanca de gloria con su radiante SOL de pura LUZ divina en su centro. Ese es el emblema de nuestra Nación. 
Debemos trabajar para seguir integrando y ayudando a los hermanos argentinos hijos de los pueblos originarios, pero bajo el manto de nuestra identidad argentina representada por nuestro pabellón nacional.

                  Máximo Luppino

SEPULTANDO AL PERONISMO

Las heridas más lacerantes y profundas producidas al peronismo se las han propinado los dirigentes maliciosos y mediocres que se llamaron a sí mismos justicialistas. 


Habitaron nuestro hogar doctrinario, usaron nuestras banderas, se alimentaron en nuestra generosa mesa de COMPAÑEROS mientras pensaban en saquearnos para fines electorales. Un día pegaron un portazo llevándose arteramente hasta las “joyas de la abuela”. 
El justicialismo como partido político se encuentra totalmente diezmado y casi abandonado por dirigentes que mucho tienen que agradecerle al escudo partidario.
 Pero el PERONISMO como movimiento cultural argentino se encuentra presente y en expansión en la conciencia popular de la Argentina profunda. La devoción a EVITA se encuentra intacta y la figura del General Perón se agiganta en el tiempo comparándola con la horda de mercenarios y mediocres que sólo ambicionaron el poder político para satisfacer su propio y opaco ego. 
Es notorio el deseo de muchos antiperonistas que apuran un velatorio del partido de Perón, soñado en sus mejores noches de acólitos antipueblo. Sucede que el “cadáver” está cargado de energía y sustento popular. El fin del justicialismo NO está cerca. Muchos pasan por el cadalso que con resentimiento y odio levantaron para otros. 
Es tan latente y efectiva la presencia cultural peronista que el hombre más importante de occidente y relevante del mundo todo abrevó en nuestras pautas éticas y verdades doctrinarias. Claro que nos referimos al Santo Padre FRANCISCO que emana pautas universales de respeto y justicia para con el mundo entero, sin olvidar los dulce acordes de la inmaculada “marchita” de su tierra natal que tarareó entre adoquines, misas, tangos y pizzerías.
 Claro, comprendemos, los adoradores del “Becerro de oro” poco saben de la auténtica maravilla de la FE en DIOS. Sus profanos “ángeles” son seres con millones de dólares en el exterior, semidioses bursátiles de barro amasado en agrio egoísmo personalista que opresó a pueblos enteros.
El BIEN siempre se impone por imperio de su AMOR hacia la creación. Hay que esperar en calma trabajando para que todos puedan estar mejor y encontrar alegría espiritual.
El peronismo atravesó todas las clases sociales del país, marcó la vida política y social de la Nación por más de 70 años convirtiéndose en sinónimo de Justicia Social y sano nacionalismo fraternal. La doctrina del líder tres veces presidente de los argentinos NO fue aún superada por ningún otro dogma político.  Las bases doctrinarias del justicialismo se fundamentan en un humanismo solidario y activo con devoción cristiana que acepta a todos los hombres de buena voluntad que deseen el bien de la Nación y la felicidad del pueblo. Semejante cultura con mártires y héroes no puede ser desplazada por un manojo de fundamentos de cotillón y globos inflados con el aire desgastado y pesado de un capitalismo agónico y explotador. 
Lo que en verdad agoniza es el capitalismo caníbal que debe dar paso a un “capitalismo social” que priorice el BIEN COMUNAL por sobre el enriquecimiento desmedido de unos pocos individuos. 
Los “ANTIS” de siempre desean enterrar al justicialismo partidario enfermo, sepultarlo en vida, sin honores, ultrajando su historia de luchas y triunfos. Tenemos para ellos malas noticias:: el PERONISMO está vivo en su faz movimientista, esto implica un seguro retorno al poder cuando las coordenadas del destino así lo dicten. 
Los maestros de la propaganda festejan una victoria con sabor a nada, la Bolsa de Valores jamás podrá eclipsar la vida del más humilde de los hombres. 
“¡El PERONISMO que matáis, goza de buena salud!” 
Las riquezas manchadas de sangre, el oro salpicado del sudor interminable de los que apenas pan poseen es una carga demasiado pesada y oscura para la humanidad que desea seguir la luz de la verdad. 
Muchas veces vimos “matar” al peronismo enfermo, el mismo que sanó y resurgió fuerte e indómito para seguir trabajando por el bien de los más humildes y de la Nación en su conjunto. 
La doctrina justicialista es perfecta, los hombres fallamos en su aplicación. Desde siempre fue difícil abrazar con cortos brazos la realidad insondable de los cielos. 
Damos gracias al Papa FRANCISCO que con su compasión ilumina el sendero a seguir. Desde estas pampas de verdes horizontes, desde los barrios pobres llenos de FE, desde fábricas y escuelas, desde la añoranza por aquellos felices días miramos con regocijo nuestro argentino futuro. 

                 Máximo Luppino

¿MAPUCHES, LA NUEVA MÁSCARA DEL EXTREMISMO?

“La fuerza es el derecho de las bestias” 
Juan Domingo Perón.

Los pueblos originarios de América toda merecen nuestro respeto y consideración. Dicho esto, desde nuestro auténtico sentir, debemos preguntarnos: ¿Mapuches, la nueva máscara del extremismo? 


Detrás de ciertos reclamos quizás encontremos individuos con móviles muy disímiles. En múltiples ocasiones causas sinceras son aprovechadas por los cultores del odio y la violencia para sembrar discordia y terror. 
Claro que todo argentino bien nacido desea la aparición de Santiago Maldonado. Si efectivos de Gendarmería u otra fuerza de seguridad actuaron siniestramente deben atenerse a las justas consecuencias legales y al merecido repudio social. Pero debemos aclarar que de establecerse efectivamente esta hipótesis se trataría de elementos díscolos y extraños al honor y gloria que lícitamente ostenta nuestra Gendarmería Nacional Argentina.
Los pueblos originarios de nuestra Nación suelen pedir con justa razón un lugar digno donde vivir y asistencia legítima del Estado Nacional. Sucede que ciertos “Mapuches” exigen tierras a la Argentina para establecer su propio estado Mapuche, desconociendo el rango histórico y legal de nuestra patria argentina. ¿Un estado hostil dentro de nuestra Nación? Consideramos absurda, inviable e insolente esta exigencia. Notamos que “demandan” tierras a nuestra Nación. Llamativamente NO las piden a la hermana República de Chile… que llamativo… 
La antigua ambición chilena de ocupar y apropiarse de nuestra Patagonia Argentina parece sobrevolar el conflicto Mapuche como un viejo fantasma expansionista de un Chile que en el conflicto por la soberanía por nuestras islas Malvinas realizó colaboracionismo activo con las fuerzas usurpadoras inglesas. 
Cuando un grupo o etnia que habita el suelo patrio quema nuestra bandera nacional debe considerarse sin lugar a duda que se trata de ENEMIGOS DE LA PATRIA y deben ser tratados como tales. En innumerables batallas por nuestra independencia miles de patriotas murieron por no arriar el noble y sagrado pabellón nacional. Resulta que con barbarie y brutalidad maliciosa tienen el desparpajo de quemar nuestro límpido emblema nacional, son llamas funestas. 
El conflicto de Malvinas eternizó a pilotos, marinos e infantes dando su vida por el honor nacional. Nuestra azul y blanca con el soberano amarillo sol NO se entregó al pirata invasor. A todos nuestros héroes los lastimaron mortalmente incendiando nuestra bandera. 
Hace días atrás, atacaron un puesto de gendarmería en la provincia de Córdoba bajo la consigna: “Venganza por Santiago Maldonado” Esto es extremismo ciego que no debemos justificar de ningún modo. 
El senado de la provincia de Buenos Aires fue atacado y dañado por un grupo que se manifestaba por la aparición Maldonado.  
El ministro de seguridad, Cristian Ritondo, y el jefe de gabinete de la provincia, Federico Salvai, fueron agredidos severamente. Salvai en sus oficinas y Ritondo sufrió un ataque al playón de estacionamiento del mismísimo Ministerio de Seguridad. Para agravar más la ya de por sí dura situación, Ritondo denunció la desaparición de un asesor, colaborador de su ministerio el cual ya hace tres días se encuentra desparecido, con su familia sin saber nada sobre ÉL.
Además de recordar la cobarde aparición de las encomiendas bombas que detonan al abrirse causando daño mortal a cualquier persona.
Demasiadas “casualidades” como para no preocuparnos severamente. Nadie sensato desea una vuelta forzada a la época de plomo de los 70. 
Hace pocos días, el pueblo argentino sufragó en las PASO. Ahora votará el 22 de octubre en forma definitiva para elegir sus legisladores. Este es el único camino que nos garantiza libertad y auténtica representatividad legítima. 
Estamos a tiempo de PARAR a los dementes que, reclamando en ocasiones por atendibles causas, en verdad desean sembrar violencia y volver a un tiempo en el que sólo se “dialogaba” detrás del fuego de las armas. 
Cuidando las instituciones de la Nación es como cultivamos la paz social, fomentando el necesario empleo de los trabajadores con sueldos dignos, atendiendo solidariamente a los más humildes. 
En nuestro suelo una sola Nación, un solo pueblo con miles de matices diferentes, pero todos unidos bajo la sagrada BANDERA ARGENTINA. 

             Máximo Luppino

NIÑO FELIZ, HOMBRE BUENO

Sembrar sonrisas en el fértil corazón de los niños implica asegurarnos la formación de una sociedad justa y solidaria. 
Cuanto más felices los infantes de una comunidad, con mayor cantidad de individuos adultos realizados y positivos contará la Nación.


La educación como hecho cotidiano que debe comenzar a aplicarse desde el primer suspiro del bebe (quizás antes también) en el seno de la familia debe estar ineludiblemente basada en el AMOR. 
Primero y sobre todo debemos desarrollar las cualidades del corazón, humanismo, fraternidad sin distingos, compasión y solidaridad concreta, entonces estamos cimentando un ser positivo y útil al desarrollo humano y amorosamente armonizado con el sublime Plan Divino. 
A partir de 1945 a 1955, la década peronista, se fomentó el cuidado y desarrollo de la niñez. Bien rezaba aquella poderosa consigna: “En la Argentina de Perón y Evita los únicos privilegiados son los niños”.
Toneladas de juguetes descendían cual cascada de AMOR a todos los hijos de la patria. Más humildes las familias, más recibían. Así se gestó una sociedad político-cultural que a más de 70 años de su creación continúa hoy marcando los días de la patria. El peronismo es un movimiento profundamente cultural, basado en la filosofía del humanismo y la cristiandad con un definido matiz patriótico y nacional. 
Aquellas muñecas, pelotas y bicicletas que llegaban a manos de los niños significaban decir en el lenguaje del ALMA: “¡Te queremos, sos muy importante para nosotros, serás un gran hombre, una gran mujer, confiamos profundamente en vos!” 
No era política para una elección inmediata, era una gran apuesta a formar generaciones completas en los sagrados parámetros del cariño y el positivismo solidario. 
El justicialismo del General y Evita fomentaba el día del niño cuando el capitalismo mercantil aún no había implementado el día del amigo, del abuelo, de la secretaria y de los “adoradores del mercado”. En aquellos días de la sonrisa segura y aplomada de   Perón y de la abanderada de los humildes, todos los días eran el día del niño. 
Claro que simultáneamente que con juguetes se llegaba a las familias con un completo plan de vacunación y atención médica, con útiles escolares y libros y sobre todo con empleo para los trabajadores con salarios dignos que contenían posibilidad de ahorro y progreso social. 
Hoy nos da mucho gusto ver cómo se festeja el día del niño en todos los lugares de la patria como una herencia cultural más de ese peronismo que empapó de sensibilidad afectiva la vida cotidiana de la Nación. 
Hasta los cultores del liberalismo salvaje hacen trampa a su dogma gorila y se permiten obsequiar atención a los pibes, de esta manera acceden a sentirse bien, aunque más no sea por unas horas. 
Evita y el general daban a los más pequeños lo que ellos merecían: AMOR y plena atención. Aplicando la generosidad sincera se forjó el movimiento político-social más importante de la patria. 
Toneladas de mentiras y difamaciones se hablaron y escribieron sobre el justicialismo, pero aquella bicicleta que arrancó tantas lágrimas de emoción en aquel niño pobre fue millones de veces más poderosa que la más “perfecta falsedad”
Es que “Los días más felices de los trabajadores fueron y serán peronistas”. Incluye ineludiblemente el cuidado y protección de los pequeños. 
Felicitamos a todas las agrupaciones políticas, escuelas y entidades sociales que recuerdan y fomentan con amor este día del niño que se proyectará como una sempiterna sonrisa en las personas que dan y reciben afecto. 
¡Dando es como se recibe! ¡Niño feliz, hombre bueno!

                  Máximo Luppino

VIEJOS ODIOS, NUEVOS GORILAS

Las PASO 2017 ya finalizaron. Dejaron tras de sí un sin número de consideraciones y datos concretos para el análisis serio y ecuánime. 


Las informaciones eleccionarias sobre la provincia de Buenos Aires establecían a Esteban Bullrich superando a Cristina Kirchner por apenas ocho centésimas, en una carga de datos discrecional y totalmente tendenciosa por los “chicos del Newman”; que, faltando escrutar unos 300.000 sufragios aproximadamente, parece que incorporaron la trampa a su decálogo ético iluminados por la ancestral y criminal luz pirata inglesa que tanto admiran. 
Los “malos” fueron timados por los “buenos”. El cambio habría adoptado gustoso las triquiñuelas que tanto denostaron con justa razón a gobiernos anteriores. Pero ahora, vistiendo el pesado traje del poder político, las manchas de una posible ausencia ética comienzan a evidenciarse cada vez más. “El poder corrompe”.
Comienza ahora en recuento final de la esperanzadora votación de los bonaerenses, ya el triunfo de cualquiera pasa a un segundo plano. Lo central es el MANEJO CAPRICHOSOS Y TENDENCIOSO de la información por autoridades que deben servir al pueblo. Cuando la confianza se pierde, impera la duda y la sospecha, entonces TODO es inseguro y precario. 
Los votos son valiosos y sagrados TODOS sin importar a quién señalen como su beneficiario. El sufragio es la voz del pueblo, la voz de DIOS, la que nadie tiene derecho a manipular. 
“FRANCISCO es populista”, “el PERONISMO, cuna de pobres”, “25 años sin progreso…” Todas aseveraciones por lo menos inexactas, muchas deliberadamente mentirosas.  
No miremos el pasado ya que si lo hacemos estancaremos el progreso de la Nación. El gobierno nacional debe abrazar una política de consensos. No hay que alimentar “viejos odios con nuevos gorilas”. Esa película ya la vimos, y nadie quedó contento con el final del filme. 
El Kirchnerismo es una rama pequeña del gran árbol del PERONISMO que hizo feliz a muchas generaciones de argentinos. NO den por muerto lo que en un razonable tiempo resurgirá con renovada fuerza. 
Carlos Menem, con impedimento judicial y ataque mediático, ganó en La Rioja, provincia de caudillos y de gente agradecida. 
El triunfo contundente de Carlos Menem es tan lícito y valioso como el de Elisa Carrió en Capital Federal. ¿O un sufragio es inteligente y sagrado en un lugar y funesto y pecaminoso en otro? ¡Un hombre, un voto!
Cuidado, gorilas, está creciendo demasiado su pelaje antipopular detrás de su máscara de ecuánimes y cultos. 
Desde el odio nada bueno se construye. Felicitaciones a Carrió por su triunfo, también a TODOS los que ganaron o perdieron participando con esperanzas y fe por una Argentina mejor. Felicitaciones a E. Bullrich y a C. Kirchner (sin saber aún certeramente quién triunfó)
Mi admiración incondicional para con nuestro Santo Padre FRANCISCO, el Papa argentino que pacifica al mundo todo.

             Máximo Luppino

DE LA GRIETA AL PRECIPICIO

Cierto periodismo, fanáticamente arancelado, con sus reiteradas y sistemáticas manifestaciones anti-Francisco colaboran micrófono en mano con ampliar la tan detestada y funesta “grieta” que azota el sentido común de los argentinos. 


Toda persona correctamente informada sabe que los obispos venezolanos estuvieron hace poco más de un mes reunidos con el Santo Padre en el Vaticano. A partir de allí la Iglesia del hermano país redobló la críticas y censuras al régimen (a esta altura de los hechos) totalitario de Nicolás Maduro. 
El mismísimo Papa Francisco dio instrucciones precisas para solicitar que se suspenda el inicio de la Asamblea Constituyente de Maduro, la misma que es tildada de fraudulenta por gran parte del mundo, inclusive por el Vaticano presidido por el argentino Papa. 
El fanatismo es siempre malo e inadecuado, pero en manos de algunos comunicadores sociales se torna contundentemente nefasto. Parecen sembradores de odios y rencores irremediables.  
Existe una certeza social de que en el gobierno de Cristina Kirchner se apersonaron profundos hechos de corrupción, al menos en un sector identificado con la obra pública nacional. La misma certeza predomina en una franja humilde y amplia de nuestro país que piensa que se estaba mejor, económicamente hablando, en el gobierno de la expresidenta. 
Los “talibanes” de la información masiva, al grito de justicia, en verdad exigían venganza hasta llegar al último posible adherente a Cristina y repudiar a las mascotas mismas de la exmandataria por las caricias “sospechadas” recibidas.
 Los cultos educados pretendían terminar con la antropofagia devorando vorazmente y en forma sazonada a los caníbales. 
Tanto cerrado ataque demencial parece concluir en una potenciación de la figura de Cristina, en momentos cerca de la prisión, en instantes disputando el primer lugar en las elecciones legislativas de la provincia de Buenos Aires. 
Esta realidad política señala claramente la ausencia de una “muñeca política” que conduzca al país a ser pensado más allá de las circunstancias pasajeras. Nos detenemos en las pequeñas jugadas pasionales del Ta -te-ti  doméstico y despreciamos las sutilezas sublimes y necesarias del ajedrez político. 
¿Se puede pensar en un equilibrio institucional con amplios bolsones de la población sin trabajo y muchos, lamentablemente, con HAMBRE? 
Al carenciado se le exige manejo jurídico sutil, cuando en verdad la PERSONA está sumida en la honda angustia de conseguir empleo y luchar en el día a día para tirar algo dentro de la olla familiar, que reclaman sus hijos que esté llena de alimentos nutritivos. Es este, quizás el peor pecado de “Cambiemos”.
Vemos un Sergio Massa que lucha insistentemente en ser una alternativa digna para un país que necesita oxigenación en sus cuadros de dirigentes, no por edad, más bien por renovada fuerza e imaginación creativa. En el espacio de Sergio hay muchos compañeros PERONISTAS a los que, parecen, no dejarles hacer PERONISMO activo. Quizás la razón faltante para que el tigrense pueda elevar su figura. 
En horas nada más hablarán las urnas en las P A S O, resultado NO definitivo ya que en octubre será dada la batalla real y definitiva. Todos tendremos en agosto una semblanza certera de lo que la gente solicita, pide y exige a sus gobernantes. A partir de allí comenzará un tiempo de conciencia para reformular propuestas y “afinar el lápiz” de las campañas electorales. 
Un día el papa FRANCISCO regaló un rosario de consuelo y perdón cristiano a alguien privada de su libertad, entonces por políticos fundamentos rastreros y partidarios se desató una avalancha insostenible de críticas hacia nuestro Santo Padre, el argentino más celebre para la humanidad que tenemos. Parece que los barbaros no respetan nada ni a nadie en su carrera de crear un abismo entre las personas. Pretendieron privar de la compasión y fraternidad católica al mismísimo jefe del Vaticano, aquel Jorge Bergoglio, el mismo que para algunos periodistas jamás podía llegar a ser Papa. 
Más allá del resultado electoral debemos impedir que la “grieta” se convierta en precipicio. Las diferencias deben ser disimuladas para llegar a construir el BIEN COMÚN, para que la Comunidad Organizada sea una realidad efectiva. 
Con humildad y respeto debemos construir consensos que nos permitan vivir en paz y armonía. El gobierno nacional debe brindar trabajo y bienestar al pueblo, más que sermones puritanos de berreta cotillón, en lugar de mantener una actitud hipócrita de funcionarios que poseen sus fortunas en el exterior del país.  
Si nuestros funcionarios depositan sus dólares en el extranjero dan un claro mensaje pesimista al resto de la población. Parecen decirnos: “Aquí no pasa nada” … ¿Cómo confiar en una nave que debe surcar el océano de las penurias si los oficiales del barco quieren viajar en otro navío con bandera forastera?
FRANCISCO es el gran líder del mundo actual. El planeta así lo siente, aquí algunos pigmeos de espíritu nos quieren persuadir de lo contrario. 
DIOS quiera que FRANCICO pueda visitarnos pronto, claro que para que esto suceda debemos edificar tolerancia y AMOR entre los ARGENTINOS, alejarnos del precipicio del odio y cerrar las grietas abiertas por los que en el pasado fueron “Los salvajes unitarios” …
  ¡DIOS así lo quiera!

                          Máximo Luppino